25 NOV.
Violencia contra la mujer, la pandemia que urge curar.

Violencia contra la mujer, la pandemia que urge curar.

Está en todos lados; lo vemos en las noticias, lo escuchamos en la radio, en redes sociales o incluso, platicando con amigas y familiares. La violencia contra las mujeres que permea en nuestra sociedad y que la han vivido nuestras madres, hermanas y amigas o muy probablemente nosotras mismas pues en México, 7 de cada 10 mujeres han enfrentado algún tipo de violencia.

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, derivado a la muerte de las hermanas Mirabal en años 60s, mejor conocidas como “Las Mariposas”. Las hermanas Mirabal formaron un grupo revolucionario de extrema izquierda para acabar con la dictadura en República Dominicana. Al igual que lo estaban haciendo grupos de mujeres en otros países de Latinoamérica, las Mariposas ya habían sido encarceladas y torturadas en varias ocasiones.

El 25 de noviembre de 1960, a raíz de estas protestas fueron secuestradas y golpeadas por agentes del servicio militar de su país, para después encontrar sus cuerpo dentro de un auto cerca de un precipicio, como si hubiera sido un accidente. Esto causó indignación y marchas en República Dominicana, lo que las convirtió en un símbolo de lucha contra la violencia de género. Años después, en el 2000 la ONU declaró oficialmente el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Cuando se habla de violencia, muchas personas lo relacionan únicamente hacia la violencia física, sin embargo, existen otros tipos de violencia más sutiles pero igual de agresivas, como la violencia psicológica, emocional, física, sexual y económica. Esta última es silenciosa y normalizada en México. Vivimos en una cultura en la que parece ser algo “normal” que los hombres controlen los recursos en casa mientras las mujeres se encargan de las labores domésticas.

Este tipo de violencia es aquella donde se consigue la dependencia financiera de otra persona, un control total de los recursos y además no se da acceso a la otra persona a ellos y prohibiéndole trabajar. En México, 26 millones de mexicanas no tienen un ingreso propio y 4 de cada 10 mujeres tienen acceso al mercado laboral, de acuerdo a la asociación civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Lidh

Experta en finanzas