14 OCT.
Guilt gap: La brecha que no vemos.

Guilt gap: La brecha que no vemos.

El rol de las mujeres en nuestra sociedad se ha ido modificando a través del tiempo, hoy estamos involucradas en múltiples actividades y no exclusivamente en las del hogar. Cada vez somos más quienes aspiramos a cumplir sueños profesionales y aunque estos cambios han sido evidentes y positivos, hay algunos aspectos en nuestra sociedad y cultura que siguen siendo los mismos.

En la actualidad las mujeres que se desarrollan en su vida laboral, se enfrentan a muchos obstáculos, como encontrar buenas oportunidades, las brechas salariales que aún existen en muchos sectores, y las complicaciones de equilibrar el trabajo y la familia (quienes deciden tenerla), algo por lo que la mayoría de los hombres no tienen que preocuparse.

¿Cuántas veces no hemos escuchado entrevistas o conversaciones cuestionando a la mujer cómo le hace para tener equilibrados estos dos aspectos de su vida? Pues se asume siempre que somos las que tenemos que cumplir con el cuidado del hogar y de los hijos. De la mano con esta característica de rol de género, también está la culpa que llegamos a sentir, al no estar presentes en casa por estar trabajando.

El “guilt gap” o brecha por culpa, se refiere al sentimiento negativo que tenemos las mujeres que deseamos o tenemos que trabajar, por no pasar tiempo suficiente con la familia, perdernos festivales o momentos especiales. Incluso, se toma la decisión de hacer sacrificios profesiones para poder así, cuidar del hogar; sentimiento que no se experimenta de igual manera en la mayoría de los hombres debido a que estar en casa no es parte de su rol de género.

Existen estudios que afirman que las mujeres nos enfrentamos a una responsabilidad y culpa por no ser la ”madre ideal” e incluso, no poder ser una empleada ejemplar, pues muchas están dispuestas a perder en promedio $3,000 dólares anuales para evitar que las reubiquen y $6,500 dólares para evitar las horas extraordinarias al mes.

Durante la pandemia, aunque este “equilibrio” se ha compartido en ocasiones con los hombres interviniendo en el cuidado de los hijos, las mujeres siguen cargando con mayor responsabilidad.

Se estima que las mujeres trabajan aproximadamente 6 o más horas extras para encargarse de las actividades de la casa, además de la atención a los hijos como sus necesidades básicas y “home school”.

En el campo laboral se han logrado grandes cambios, sin embargo es importante buscar políticas y oportunidades para promover el equilibrio entre la vida personal y laborar, no solo para las mujeres, sino que este equilibrio sea compartido con los hombres, sumando con eso a la igualdad de género. De esta manera, las mujeres tendrán mejores oportunidades de empleo y podrán continuar con sus carreras, compartiendo responsabilidades.

En Lidh buscamos brindarle a las mujeres herramientas para que tengan más poder sobre su dinero y su vida. Crea una cuenta en Lidh Academy y ten acceso gratuito a nuestros cursos y herramientas de finanzas personales. www.lidhacademy.com

Karina Santos

Digital marketing specialist

Lidh