30 OCT.
¿Cómo ahorrar haciendo un presupuesto personal?

¿Cómo ahorrar haciendo un presupuesto personal?

Pensar en dinero es un tema que muchos evitamos, sobre todo las personas que no tenemos una buena relación con nuestras finanzas, sin embargo, para poder mejorarlas es necesario ponerle atención y dedicar tiempo para hacer cambios que nos lleven por un mejor camino.

Para mejorar esta situación lo primero que recomendamos es saber realmente lo que hacemos con nuestro dinero. Muchas personas llegamos al final de la quincena o del mes, y simplemente ya no tenemos dinero. Esto se debe al poco control que tenemos de nuestras finanzas, pues disponemos de nuestro dinero sin medida y sin conocer nuestra capacidad financiera. Este es un hábito muy dañino para nuestro bolsillo pues provoca que no podamos cubrir gastos y terminemos usando tarjetas de crédito, lo que nos lleva a una historia interminable de deudas y malos hábitos financieros.

Una solución a este problema es hacer un presupuesto personal, un documento en el que se registran ingresos y gastos quincenales, mensuales o anuales. Esto nos sirve para conocer dónde estamos, programar nuestros compromisos financieros y determinar qué hacer para mejorar nuestra situación. Cuando hacemos un presupuesto y organizamos nuestras finanzas es posible disminuir nuestros gastos hasta en un 20% y lo más importante es que podemos darle propósito a nuestro dinero, es decir, hacer que este sea un instrumento para cumplir metas personales.

*Si quieres hacer un presupuesto fácil y rápido utiliza la plantilla gratuita que tenemos en www.lidhacademy.com

Aquí te decimos cómo hacer un presupuesto personal:

1. Elige cómo quieres hacer tu presupuesto:

Puede ser en una tabla de Excel, a mano en una libreta o si eres una persona más visual puedes usar una cartulina en donde te sientas libre para rayar y dibujar. El chiste es que sea un medio en el que te sientas cómoda y que sirva para visualizar tu vida financiera.

2. Registra tus ingresos:

Haz una sección de ingresos en dónde señales cuánto dinero entra a tus cuentas y cuándo entra. Hay dos tipos de ingresos: fijos y variables.

Los ingresos fijos son los que no cambian, es decir, sabes que cada mes recibirás la misma cantidad de dinero. Ejemplo: tu sueldo base o si recibes dinero por la renta de algún inmueble. Por otro lado los ingresos variables son los que cada mes cambian, por ejemplo si tienes un negocio propio es casi imposible tener las mismas entradas de dinero cada mes, pues habrá momentos de ventas altas y otras de ventas más bajas. Si es tu caso y tienes ingresos variables, será necesario sacar un promedio para tener una referencia y considerar esta cantidad como tu ingreso mensual. Te recomendamos sumar lo que ganaste en los últimos 5 meses y dividirlo entre 5, así podrás conocer un aproximado del dinero que dispones mensualmente.

3. Registra tus gastos por categorías:

Existen gastos fijos que debemos de cubrir sí o sí cada mes para sobrevivir. Estos son: vivienda, transporte, alimentos, colegiaturas, entre otros. A estos se le conocen como gastos básicos y como mencionamos antes, son gastos fijos, por lo general no cambian de mes a mes.

Por otro lado, hay gastos que no son necesarios para sobrevivir pero son importantes para nosotros. Son los gastos que nos traen felicidad y disfrutamos: salidas al cine, el café antes de ir a la oficina, ir al salón de belleza, ropa, comidas en restaurantes, entre otros. A estos se les llama gastos personales o de diversión, y en nuestro presupuesto los tendremos que considerar.

4. Haz tus cálculos y un diagnóstico:

Cuando terminas de registrar deberás sumar todas las cantidades y poner fechas. En este momento es cuando verás realmente cómo se encuentran tus finanzas. ¿Te gustó el resultado?, ¿con tus ingresos puedes cubrir todos tus gastos?, ¿estás gastando de más en algo? Tómate el tiempo para revisar qué puedes cambiar y determina qué gastos puedes reducir. Puedes hacer gráficas o dibujos que te permitan visualizar de mejor manera a dónde destinas tu dinero cada mes. Este ejercicio es muy útil para poder hacer consciencia y cambios saludables. Una recomendación es destinar cuando menos el 10% de nuestros ingresos al ahorro.

Una vez que realizamos un presupuesto podremos empezar a planear y enfocar nuestro dinero para cumplir metas personales. Si quieres hacer tu presupuesto personal de manera fácil y rápida utiliza nuestra plantilla gratuita. Haz tu presupuesto en minutos y obtén gráficas y tablas para que reorganices tus finanzas. Solo tienes que registrarte en Lidh Academy www.lidhacademy.com

Lidh

Experta en finanzas