25 SEPT.
Aprendizajes financieros de la pandemia

Aprendizajes financieros de la pandemia

Nuevos hábitos y prioridades

El 2020 es un año que a muchos nos marcará. Todos recordaremos cómo de la manera más inesperada llegó una pandemia que parecía sacada de una película y nos obligó a todos a cambiar nuestros planes y poner el mundo en pausa.

Sin duda, esto nos ha afectado en muchos niveles, desde lo emocional hasta lo económico. Seguramente tú como yo, has pasado por diferentes fases en donde te preocupa, te enoja y te desanima pensar que no hay salida para esta crisis. Sin embargo, estoy segura que también has tenido momentos de “iluminación” en donde has elegido ser positiva y encontrar un sentido y aprendizaje a estos cambios.

Algo que siempre recordaré de la pandemia es cómo mis hábitos de consumo cambiaron y cómo empecé a ver la vida de una manera diferente, redefiniendo el valor del dinero y las prioridades que tengo ahora en mi vida.

Aquí te dejo algunos de los aprendizajes financieros que me ha dejado la pandemia:

1. Back to basics:

Las restricciones han hecho que recordemos que podemos vivir de una manera más sencilla. Aprendimos que la felicidad no viene de las cosas materiales y valoramos más las experiencias. Extrañamos a nuestros amigos, más no los bares. Añoramos las pláticas de sobremesa, pero no los restaurantes. Dejamos de usar la mayoría de nuestro closet y recordamos que no necesitamos comprar cosas para ser felices.

2. Mujer precavida vale por dos:

Ahora que muchos proyectos se han frenado y que vemos que la situación económica cada día es más complicada, recordamos lo importante que es tener ahorros. Un básico de las finanzas personales es contar con un fondo de emergencias, un guardadito que nos permita responder financieramente en caso de necesidad. Lo ideal es que ahorremos para cubrir mínimo tres meses de nuestros gastos básicos para sobrevivir. Contar con este fondo de emergencias me ha ayudado a vivir más tranquila y a estar preparada.

3. No pongas todos los huevos en la misma canasta.

De un momento a otro nuestra vida puede cambiar y lo que considerábamos nuestra fuente principal de ingresos al día siguiente puede desaparecer. A raíz de la pandemia vi cómo muchos proyectos se aplazaron o desaparecieron, así que recordé la importancia de mantenerme creativa, tener un plan B y diversificar actividades para tener ingresos extra.

4. Aprovechar al máximo nuestros recursos.

No sé si fue a raíz de pensar que se aproximaba una crisis económica, o saber que no podía salir de casa al supermercado cada que necesitaba algo nuevo. Aprendí a aprovechar al máximo todos mis recursos y utilicé hasta la última verdura de mi refrigerador antes de hacer de nuevo las compras. Me puse creativa en la cocina e inventé nuevos y deliciosos platillos, lo que no solo me ayudó a descubrir nuevos hobbies, sino que también aprendí que así puedo reducir gastos y ahorrar.

Si quieres saber más sobre ahorro y cómo manejar mejor tu dinero entra a Lidh Academy, nuestra plataforma de educación financiera en donde encontrarás diferentes cursos online gratuitos para que tomes el poder sobre tu dinero.

Mara Echave

CMO de Lidh