27 JUN.
Un mundo diverso es un mundo más rico

Un mundo diverso es un mundo más rico

Un mundo diverso es un mundo más rico

Junio es el mes “Pride” o de Orgullo LGBT+, un mes en el que se visibiliza la lucha por los derechos de las personas que por ser “diferentes”, enfrentan día a día barreras que les impiden alcanzar su máximo desarrollo. Es un mes también para recordar que las diferencias nos hacen crecer y que la diversidad nos permite ser una sociedad más rica en muchos sentidos.

Este movimiento se originó en 1969 debido a una serie de enfrentamientos entre la policía y la comunidad gay en Nueva York. Previo a este año era normal que la policía dirigiera redadas en los lugares en donde se reunía la comunidad gay, sin embargo, lo que sucedió el 28 de junio en Stonewall desembocó una lucha contra el sistema legal, social y policial que los perseguía.

Desde esta fecha, cada año en todas partes del mundo se conmemora y visibiliza este movimiento a través de fiestas, marchas, campañas publicitarias, y otros eventos. Hacer visibles los problemas a los que se enfrenta la comunidad LGBT+ permite abrir la conversación entre las personas que forman parte de ella y el resto de la sociedad, pues aunque en algunas sociedades la discriminación es casi inexistente, en nuestro propio país podemos ver cómo la comunidad LGBT+ carece de derechos legales y humanos.

Diversidad y economía

Vivir en una sociedad diversa no solo tiene un impacto positivo en el ámbito social, sino también en la economía de un país. Estudios revelan que los países que han promovido al menos una iniciativa de ley a favor de los derechos básicos para la comunidad LGBT+, tienen un incremento de aproximadamente 1,400 dólares más en el PIB per cápita. Es decir, la inclusión genera mayor productividad además de elevar los niveles desarrollo humano de una nación, lo que influye directamente en su economía.

En muchos países, incluyendo México, las personas LGBT+ están limitadas en sus libertades, lo que provoca ineficiencias económicas. Esto se refiere a la pérdida de tiempo laboral, poca productividad, inversión insuficiente en capital humano y mala asignación de recursos debido a la discriminación.

Una sociedad diversa es una gran oportunidad para tener mejor desarrollo social y crecimiento económico. Es importante recordar que se necesita avanzar mucho en cuestión de derechos, oportunidades y sobretodo, respeto. Debemos seguir trabajando para crear un espacio social, económico y cultural con equidad, en donde las diferencias nos ayuden a crecer y a ser una sociedad más rica.

Lidh

Experta en finanzas