10 FEB.
Organiza tus finanzas ¡hoy!

Organiza tus finanzas ¡hoy!

Te haré una sencilla pregunta, ¿sabes a dónde se va tu dinero cada mes?

Si no sabes contestar esta pregunta, te invito a que continúes leyendo.

El problema principal de las finanzas personales es no saber cuánto dinero entra y cuánto dinero sale de tu bolsillo; peor aún cuando no sabes a dónde se va. Lo que sí tienes claro es que el dinero ¡SE VA!

Si eres de las que los últimos días del mes anda “apretada” de dinero o ya se te acabó, estás rogando que ya llegue la quincena y aplicas el “tarjetazo” para sobrevivir; querida amiga estás en un grave problema.

Te tengo una buena noticia. Organizar tus finanzas es más sencillo de lo que piensas, solo necesitas determinación. Lo mejor de todo es que cuando lo haces, te das cuenta cómo el dinero sí alcanza, se acaba la angustia de los últimos días del mes, y qué decir del terrible miedo de cuando llega el estado de cuenta y se acerca la fecha para pagar la tarjeta de crédito. Olvídate del estrés y por tu bien emocional y financiero empieza a organizar.

1. Analiza

Primero que nada, analiza tu forma de gastar. Haz un recuento de los gastos fijos que tienes en el mes:

¿Cuánto gastas en renta o hipoteca, en transporte, en super? ¿Estás suscrita en algún gimnasio? ¿Cada cuánto comes fuera? ¿De cuánto es el ticket promedio?

Haz el mismo ejercicio para bares, cafeterías, cine y demás gastos personales.

Considera también esos gastos pequeños pero que son recurrentes como el café, la botella de agua, la botanita de media tarde, tarifas de estacionamiento, propinas, etc.

¿Te hace sentido o te sientes cómoda con tu manera de gastar? ¿Gastas más de lo que ganas? Si la respuesta es no, sigue leyendo…

Ya que tienes una estimación de estos gastos, compárala con tus ingresos. Es imprescindible que no gastes más de lo que ganas. Decide cuáles son los gastos que hay que recortar. Tal vez te das cuenta que estás gastando una cantidad ridícula en famosas cafeterías cuando puedes disminuir ese gasto y prepararte el café en casa o en la oficina. Tal vez estás gastando mucho dinero en súper pero te das cuenta que también comes muchos días a la semana fuera. Haz las adecuaciones que se acomoden a tu estilo de vida y que te permitan reducir gastos.

2. Registra

Lleva un registro de todos tus gastos, tanto los que realizas en efectivo como con tarjeta de crédito. Es importantísimo que siempre estés consiente del monto preciso que le estás metiendo a tu tarjeta. También debes de saber bien los días de corte y de pago. Así estarás preparada para cumplir con el pago puntual y evitar sanciones.

3. ¡Calendariza!

Pon por escrito, de forma visual o con alertas en tu celular los días de pago de todos tus servicios: celular, gas, luz, internet, crédito del coche, tarjeta de crédito, etc.

Te recomiendo que siempre te adelantes a la fecha de pago. Es común que surjan imprevistos que no te permiten pagar a tiempo y ahí se te está escapando dinero.

Ahora viene lo bueno ¡Ahorra! …. ¿Qué?… ¿Me estás pidiendo que después de todo esto todavía guarde dinero para ahorrar? Sí, es muy importante que aunque sea una cantidad pequeña, cada mes ahorres algo. Fíjate una meta y en cuanto tengas un ingreso, esa cantidad por pequeña que sea la reserves para ahorro. Esta es una acción que te agradecerás a ti misma en el futuro.

Si quieres saber más de cómo ahorrar, te platico en www.lidh.com.mx/blog