10 DIC.
Nunca se es muy joven para empezar a invertir

Nunca se es muy joven para empezar a invertir

Alguna vez te has preguntado
¿será prudente comenzar a invertir?

Y es que, tal vez aún te sientes muy joven, o piensas que con tu ingreso no es posible hacerlo y probablemente no tienes conocimientos en el tema. Sabemos que es un tema complicado, pero te aseguramos que invertir a una corta edad tiene más ventajas de lo que crees. Y es que, tal vez aún te sientes muy joven, o piensas que con tu ingreso no es posible hacerlo.

A continuación te contamos lo que debes de saber para invertir en tus 20 ́s.

1. Puedes invertir de a poco:

Seguramente como vas empezando tu vida profesional y laboral, crees que no te queda mucho dinero para invertir. Pero eso no es impedimento para comenzar a invertir, pues existen plataformas y herramientas de inversión que te permiten hacer inversiones en cantidades pequeñas, por ejemplo en Cetes, que aunque el propósito no es hacerte millonaria, puedes ir aprendiendo más sobre el proceso.

2. Entre más rápido mejor:

Gracias al interés compuesto (que explicaremos en otro artículo), podemos hacer crecer nuestro dinero, pues al invertir, con el tiempo se generan rendimientos. Así que, entre más pronto pongas a trabajar tu dinero, los rendimientos serán mayores.

Gracias al interés compuesto (que explicaremos en otro artículo), podemos hacer crecer nuestro dinero, pues al invertir, con el tiempo se generan rendimientos.
Así que, entre más pronto pongas a trabajar tu dinero, los rendimientos serán mayores.

3. Deja el miedo:

Sabemos que existe, pero invertir consiste precisamente en tomar riesgos, y puesto que aún eres joven y tienes más vida laboral por delante, vale la pena invertir, arriesgarte y aprender para mejorar con los años.

4. Sigue aprendiendo:

Observa tus errores y ve mejorando. Mantente informada de nuevos métodos de inversión, en qué consisten y si es conveniente invertir en ellos. Realizar inversiones permite hacer crecer tu dinero, siempre que lo hagas correctamente. La mejor forma de aprender es arriesgando y mejorando.

¡Estás en la mejor edad para comenzar!

4. Sigue aprendiendo: