24 ABR.
¿Cómo planear en tiempos de crisis?

¿Cómo planear en tiempos de crisis?

¿Cómo planear en tiempos de crisis?

El Covid-19 ha tomado las riendas de nuestro 2020 y ha dado la vuelta a todos nuestros planes. Empezó cancelando vuelos y eventos sociales. Después, cambió nuestra dinámica laboral y las empresas empezaron a aplazar reuniones y actividades. En momentos de tanta incertidumbre, de lo que estamos seguros es que nuestra vida no es la misma y no sabemos cuándo regresaremos a lo que conocíamos como normal.

A pesar de esto, los seres humanos seguimos conservando metas personales y profesionales y es casi inevitable hacer planes. Planear es una función cognitiva que nos distingue de los animales; es el proceso de plantear a dónde se quiere ir y los pasos para llegar ahí.

Planear en momentos de crisis e incertidumbre puede causar mucha frustración, e incluso podemos pensar que es imposible pues sentimos que nos encontramos atados de manos y no tenemos control sobre nada. Sin embargo, puede ayudarnos a encontrar mucha paz mental y a canalizar de manera correcta nuestra energía.

Es muy importante saber planear adecuadamente en tiempos de crisis. Saber distinguir la información que conocemos y los factores que están en nuestras manos de los que no. Cuando planeamos sin poner límites y distinguir estos factores, la planeación de puede convertir en preocupación.

Cuando nos preocupamos, nuestro cerebro nos transporta a diferentes escenarios de lo que puede pasar en el futuro, y lo más común es que gastemos mucha energía en los más catastróficos. Al suceder esto, sentimos estas situaciones que no existen, como si fueran parte de nuestro presente provocando grandes niveles de ansiedad.

Para que esto no pase es muy importante clasificar la información de la siguiente manera:

1. ¿Qué información conozco?

Es todo aquello de lo que tengo certeza y me sirve para empezar a plantear un escenario. Supongamos que tenemos un negocio y queremos planear las líneas de acción de los siguientes meses. En este caso conoceríamos cuáles son los gastos fijos que debo cubrir cada mes y conozco cuánto tengo en la caja chica.

2. ¿Qué información desconozco?

Es toda la información que está cambiando y son los factores por los que más nos preocupamos. Debemos estar conscientes que esto está fuera de nuestras manos y hacer un plan independiente. Por ejemplo; no sabemos cuánto tiempo durará la etapa de confinamiento y no podemos predecir el comportamiento del Covid.

3. ¿Qué puedo investigar para estar más preparado?

Es la información que no conozco, pero existe y puedo investigar para mi plan. Por ejemplo; si estoy dudando si puedo cubrir los gastos operacionales del negocio, puedo investigar si hay apoyos gubernamentales o cómo aplicar a algún crédito.

Después de conocer y clasificar esta información, tendrás un panorama mucho más claro y podrás hacer un plan realista y efectivo. Lo más importante es que tendrás muy claro si estás planeando con objetividad evitando la ansiedad y frustración.